Tu información a un clic de distancia

dic 17, 2013   // Publicado en    Sistema de AFP  //  Sin Comentarios

Como tú, todos los que cotizamos en una AFP, ahorramos mes a mes en una cuenta en nuestra AFP. Este ahorro es para proteger nuestro  futuro. A muchas personas suele parecerle que la pensión es un hecho muy lejano, no relacionado con su vida y del cual se preocupará hasta que se acerque el momento de la jubilación. Esta es una de las razones por las que a veces algunas personas no le dan la importancia debida a la información que pueden tener sobre su ahorro previsional.

Por Ley, al menos cada seis meses,  tu AFP te envía tu estado de cuenta de pensión. Este documento también puedes solicitarlo cuántas veces lo necesites. En la actualidad, y gracias a la tecnología, cuentas con muchos canales para enterarte de todo lo relacionado con tu ahorro de pensión. La información está a tu alcance, a un clic de distancia.

Te imaginas ¿qué pasaría si no pudieras conocer nada sobre lo que pasa con ese dinero?, ¿si no te dieran información y no supieras cuánto tienes? Pues eso era precisamente lo que pasaba antes del surgimiento de las AFP.

Por ello, ahora que cuentas con el acceso a información, no revisar tu  estado de cuenta con alguna frecuencia podría tener consecuencias desagradables a futuro. Por ejemplo, imagina si  un dato de  alguno de tus primeros trabajos o de la empresa  en la que laboraste  no aparece registrado. Esto retrasaría el pago de tu pensión o llegaría a afectar el monto de tu pensión.

Debes tomar en cuenta que  querer encontrar empleadores, planillas, contratos dentro de diez, quince o 20 años  podría llevar muchos esfuerzos,  gestiones, tiempo y desgaste personal. Por eso te recomendamos revisar el estado de cuenta con cierta frecuencia y así también  verificar el registro de tu dinero ahorrado  cada mes que has trabajado.

Si al revisar tu estado de cuenta te  faltan meses o si las cotizaciones no coinciden, acércate a tu AFP  la cual puede orientarte o si es necesario se encargará de buscar esas cotizaciones, averiguar si el empleador, por error, las envió  a otra AFP, al ISSS o al INPEP o si el empleador no las ha depositado,  según sea el caso hará las gestiones pertinentes para solicitar que se las entreguen para abonarlas en tu Cuenta Individual con los intereses que ese dinero haya ganado.

Comparte tu comentario